Los emisores pueden elegir crear propuestas privadas o aceptar peticiones como privadas. Eso significa que el vídeo va a ser privado mientras se realice. El chat y el sonido van a seguir siendo públicos. Pero no te preocupes, solo con que participes con lo que puedas volverás a ver el vídeo y ¡disfrutarás de un show exclusivo!


Una vez el emisor finalice la propuesta o la petición, el vídeo volverá a ser público para todos.